27 jun. 2014

La Tentación de San Tony


























Titulo: La Tentación de San Tony
Titulo Original: Püha Tõnu kiusamine
País: Estonia
Año: 2009
Genero: Comedia, Fantasía
Director: Veiko Õunpuu
Reparto: Taavi Eelmaa, Ravshana Kurkova, Tiina Tauraite, Sten Ljunggren, Denis Lavant, Hendrik Toompere Jr., Katariina Unt, Harri Kõrvits, Taavi Teplenkov, Marika Barabanstsikova, Rain Tolk, Liis Lepik, Valeri Fjodorov, Evald Aavik, Tarmo Mitt, Raivo E. Tamm, Juhan Ulfsak


Resumen: Después del funeral de su padre, Tony, el gerente de una fabrica, atropella a un perro con su automóvil ultimo modelo, dándole muerte. Es ahí cuando decide esconder el cadáver en medio de un bosque, en donde encuentra un montón de manos cortadas. Decide entonces dar aviso del hecho a la policía, quienes parecen no tomarlo muy en serio. Luego de otra extraña situación en la estación de policía, Tony conoce a Nadezhda, la hija de uno de los trabajadores de su fabrica. Comienzan así, una relación amorosa, y a partir de allí, ocurrirán otros sucesos extraños y oscuros.


Opinión: Brillante en su estética, pero pretenciosa en su temática, en su argumento y en su forma. "La Tentación de San Tony", selección oficial de Estonia para competir en los Premios Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, es una comedia negra, snob e intelectual para gente snob e intelectual de un directo que posiblemente va de snob e intelectual. Sinceramente, este tipo de películas es para gente que cree tener un coeficiente intelectual mas alto que el resto de las personas o para fanáticos incansables del arte abstracto, que por lo tanto, creerán entender el film e intentaran desde pensamientos profundos y elevados dar respuesta y fundamento a los interrogantes que plantea la cinta. Ahora bien, lo cierto es que la película es poderosa y atractiva. Bella, diría. Quiero decir, es difícil (o imposible) de entender, pero es fácil de ver, porque tiene un magnetismo especial que atrae al espectador que observa en vilo y con la mirada incrédula, intentando comprender, con su cerebro trabajando a mil por hora, que es exactamente lo que sucede, es decir, de que va la cinta. Sin embargo, lo mas triste de todo es que nunca, ni siquiera en el ultimo minuto, se sabe realmente. Aunque, con un poco de imaginación y de cariño, pero sobre todo de predisposición para imaginar y querer, uno puede llegar a darle algún que otro sentido, a pesar de que ese entendimiento sea solo una fantasía provocada por la cinta, pues a lo mejor nada paso, y simplemente hayamos visto durante casi dos horas de metraje un conjunto incoherente de escenas sobre la vida irreal de alguien (aunque suene paradójico). Se da comienzo a esta aventura surrealista con un frase de la majestuosa obra de Dante Alighieri, "Divina Comedia", seguida de un espectacular accidente automovilístico en medio de un velorio del cual nadie parece inmutarse ni importarle en lo mas mínimo. A partir de allí, la película sera un viaje inesperado e incomprensible lleno de situaciones y encuentros de los mas diversos. Dejando en claro que el film me pareció totalmente pedante, y por ende, no me gusto, creo que su mayor virtud es justamente la expresada: genera un cierto misterio y un nivel de expectativa bastante alto, y eso es, básicamente, lo que hace que el publico no desee romper la pantalla con su puño. Desde el punto de vista formal, con un acentuado y exagerado minimalismo, la película no fracasa pero tampoco agrada. Pero, digamos, su principal problema no es la forma, sino la cinta en su totalidad. Para hacer notar que tampoco odie la película, voy a destacar ampliamente la fotografía, la acertada banda sonora y la interpretación de Taavi Eelmaa. La dirección a cargo de Veiko Õunpuu tampoco estuvo mal, porque lo negativo, a mi criterio, no es el trabajo del director, quien en realidad muestra lo que quiere mostrar y de la manera en que lo quiere mostrar, sino que el film no le dice absolutamente nada al observador. Es decir, logra que el publico se interese por ella, pero se queda corta y vacía, carece de sentido y de mensaje, no tiene llegada, y al fin y al cabo, pasa sin penas ni glorias diciendo nada. Entonces, no critico ni su guion, ni su dirección, ni sus interpretaciones, ni su banda sonora, ni nada que se le parezca, sino que critico su centro, su núcleo mismo, el origen de la creación de esta cinta que ha creado en mi un conflicto interno, porque en definitiva, es una película absurdamente atrapante. Ahora bien, evidentemente algo pude captar, alguna pequeña interpretación le pude dar, y por ello, paso a explicar lo que creo haber entendido sobre "La Tentación de San Tony" (y no, no es una contradicción a lo que dije al comienzo sobre lo snob, pedante e incomprensible de la cinta, sino que es un acercamiento tímido a algo que me resisto a dejar en el aire): se puede evidenciar que se toca una importante cantidad de temas como el amor, la infidelidad, la religión, la bondad, la maldad, la perversión, la vida y la muerte, con tintes de terror, drama, thriller y comedia, centrándose la linea argumental en un hombre, al que vemos en un conjunto de escenas sin demasiado sentido, viviendo momentos imposibles y fantásticos, y que en medio de una crisis económica y moral y con un tono apocalíptico, desciende hacia la locura y hacia lo salvaje. He leído por ahí, que el film es comparable a las obras de Tarkovsky y Buñuel, e incluso de Bergam, y en parte coincido, pero creo que solo se hace un pequeña referencia por el estilo y la temática, pero jamas podría ser comparada. El cine de Estonia, obviamente ha tenido mas para ofrecer. Podemos verlo en cintas como "La Clase" (2007), "Auntumn Ball" (2007) que es del mismo director, "I Was Here" (2008) o "December Heat" (2008). Pero de algo estoy seguro: una cinta como la que hoy reseño no se ha visto jamas, es inigualable, incomparable e inclasificable. La recomiendo, pero lo hago riéndome de mi mismo, porque he ocupado mi tiempo en tratar de reseñar y describir algo que no entendí por completo, algo que aun no se si es bueno o malo, algo excitante y misterioso, pero demasiado abstracto para mi paladar. Y digo esto porque incluso después de leer toda mi opinión, encuentro que es una de las reseñas mas largas que he escrito, y no obstante ello, pienso que no pude expresar por completo todo lo que siento, y por su lado, me invade una rara sensación por haber encontrado algo único y al mismo tiempo irreverente.


Puntuación: 5/10

Las Horas del Verano


























Titulo: Las Horas del Verano
Titulo Original: L'heure d'été
País: Francia
Año: 2008
Genero: Drama
Director: Olivier Assayas
Reparto: Juliette Binoche, Charles Berling, Jérémie Renier, Edith Scob, Dominique Reymond, Valérie Bonneton, Isabelle Sadoyan


Resumen: Hélène es la matriarca de una familia y ha preservado por años una valiosa colección de arte perteneciente a su tío. Al morir Hélène, su hijo mayor, Frédéric, pretende conservar tanto la casa familiar como las obras de arte de su madre. Pero sus otros hijos, Adrienne, que vive en Nueva York, y Jérémie, que vive en China, creen que es mas conveniente poner todo en venta y que cada uno reciba la parte que le corresponde.


Opinión: "Las Horas del Verano" es una película amable sobre los recuerdos y los vínculos afectivos y materiales que une a las familias. ¿Que significa un cuadro o una casa para un grupo de hijos que acaban de perder a su madre? Tal vez es simplemente un objeto material con un valor económico susceptible de ser vendido para conseguir un beneficio patrimonial, o a lo mejor, es mas que eso. Mucho mas. Quizás, un cuadro, una casa, un mueble, o porque no un jarrón, significan algo, poco, mucho o todo, porque eso que vemos como un pedazo de vidrio, de porcelana, de madera o de plata puede llegar a significar para nosotros y nuestros seres queridos mas de lo que creemos. Todo, puede tener un valor afectivo incomparable. Por ello, eso a lo que parecía estúpido aferrarse puede tener un valor único si lo miramos con otros ojos, si tenemos ganas de atesorarlo para siempre porque nos trae algún recuerdo o porque nos sentimos en la obligación de hacerlo. O quizás, la razón no es lo verdaderamente importante, pues hay algo misterioso detrás de ese objeto que nos hace querer poseerlo y que no nos agrade la idea de desprendernos de el. Hay algo, y ese algo nos obliga a pensar, a reflexionar y rememorar a nuestros seres mas amados, sintiendo el arraigo y sabiendo que ese valor existe, que ese valor es "afectivo" y que es tan profundo en nuestro ser que ni siquiera lo entendemos del todo. De todo ello habla "Las Horas del Verano", una cinta francesa protagonizada por la maravillosa Juliette Binoche, actriz de "Los Amantes del Puente Nuevo" (1991), "Tres Colores: Azul" (1993), "El Paciente Ingles" (1996), "La Viuda de Saint-Pierre" (2000) y "Chocolate" (2000), entre otras, y acompañada por los actores Charles Berling y Jérémie Renier. La dirección a cargo de Olivier Assayas es, para mi, lo mejor de la cinta. Menos me gusto el guion, que por momentos carece de emoción, pero aun así es respetable y agradable. Un film bello, especialmente en sus últimos 30 minutos. Por ello, es recomendable.


Puntuación: 6/10